Las películas de una vida. Bertrand Tavernier.-

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado viernes, 16 de Septiembre, el prolífico director nacido en Lyon obsequió al Festival de Cine de San Sebastián, con la presentación de su última obra “Las películas de mi vida”, un documental en forma de tributo a los grandes clásicos del cine francés: Jacques Becker, Jean Renoir o Cloude Sautet, entre otros.

En palabras del propio director “Son películas que he ido descubriendo a lo largo de mi vida, a veces de manera pintoresca en cines de barrio”. Según informa EFE, ha tomado la inspiración en los trabajos realizados por Martin Scorsese sobre la historia del cine americano en obras como “American Masters” o el italiano en “Mi viaje a Italia”.

La cinta del francés ha inaugurado la sección Zabaltegi del certamen donostiarra, y según cuentan, sus tres horas se quedan cortas. Su arranque, con la primera relación del director con el mundo del cine, al visionar “Dernier atout”, de Becker, durante su infancia, quedó cautivado por “su dominio visual y su elegancia narrativa”. Este episodio le sirve como punto de partida para ir embastando directores y títulos con la memoria como guía durante su período formativo hasta la realización de su primera película “El relojero de Saint Paul” de 1974.

“Todas las películas que uno adora son un shock, esa narrativa pretende reflejar la espontaneidad del descubrimiento”, afirma el director sobre una selección de obras que a pesar de su ambición y la exigencia de sus autores, forman un conjunto heterogéneo que han sorprendido e influído en su trabajo.

“La admiración puede tener múltiples caras y llevar a cines muy diferentes, desde una obra maestra de Renoir a una policíaca con Eddie Constantine”, ha asegurado explicando este documental sobre la historia del cine francés.

Un documental cuyas tres horas se quedan escasas para satisfacer la curiosidad del director para organizar y narrar la crónica del cine francés entre la década de los treinta y finales de los sesenta. Por esta razón la obra tendrá continuidad en forma de serie de televisión con ocho capítulos de una hora de duración. Es el propio director, que trabaja aún en el montaje de la serie, quién toma presencia como narrador para contar de forma amena y divertida las secuencias y escenas elegidas de los clásicos.

La relación de Tavernier con el festival de Donostia es dilatada  y proclive al éxito desde 1999, año en el que Zinemaldia le dedicó una retrospectiva y fue presidente del jurado. Su película “Capitán Conan” (1996), ambientada en el fin de la Primera Guerra Mundial, fue galardonada con la mención especial ese mismo año, y posteriormente “Hoy empieza todo” (1999) y “La pequeña Lola” (2005), recibieron el Premio del Público.

Fuente: EFE. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s